Te ayudaré a recuperar tu autoestima,

quitarte los bloqueos

y encontrar una pareja digna de ti.

Un día cualquiera, dos mujeres decidieron que iban a empezar a buscar el amor.

 

Ambas tenían la misma edad y experiencias parecidas. Habían sufrido por amor, habían elegido parejas que las decepcionaban, se habían sentido solas, habían llegado a pensar, que si sería culpa de ellas, se habían sentido rechazadas…

 

Su vida profesional iba bien y tenían algunas buenas amistades. Podríamos decir que, en general, estaban contentas con su vida. Pero había algo que deseaban: compartir su día a día con alguien que les aportara momentos dulces. Sentir ese apoyo al volver a casa después de un mal día. Tener a un compañero de vida con quien viajar y disfrutar de los pequeños placeres.

 

Sabían que eso era posible porque en su círculo más cercano, había parejas felices. No era algo imposible, era una posibilidad real y querían vivirlo por sí mismas.

 

Hace poco, estas dos mujeres se encontraron en un evento, un año después de aquel día en el que decidieron centrarse en encontrar pareja.

 

Sus vidas seguían teniendo mucho en común.

 

Ambas se sentían bien en su trabajo. Seguían teniendo buenos amigos y una vida social activa.

 

Pero había una diferencia.

 

Una estaba viviendo la mejor relación que había tenido en su vida. Había encontrado a un hombre maravilloso que cumplía sus requisitos y estaban a punto de  irse a vivir juntos, después de pasarlo estupendamente en un viaje por el sur de Asturias.

 

La otra, en cambio, seguía soltera, con un buen número de citas fracasadas en Tinder, agotada emocionalmente de invertir en relaciones desastrosas y en personas que no le daban lo que buscaba. Se estaba planteando seriamente dejar de intentarlo. Cada vez que alguien le prestaba un mínimo de atención, se agarraba a esa historia e ignoraba todas las señales de alarma. Por supuesto, nunca funcionaba y su autoestima estaba ya tan baja, que no la levantas ni con poleas.

La diferencia

¿Te has preguntado cuál es la diferencia en la vida de estas dos personas?

 

No es la belleza física, ni la inteligencia, ni el hecho de conformarse, ni su trabajo…

 

No es que una tenga muchas ganas de tener pareja y la otra no tantas. No es que una tenga «buena suerte» y la otra «mala suerte».

 

La verdadera diferencia está en lo que cada persona aprende y el uso que hace de ese conocimiento. Está en el trabajo personal organizado y guiado por alguien que sepa de lo que está hablando. (Porque no es lo mismo seguir las indicaciones de tus bienintencionados amigos o familiares, que las de una experta en relaciones)

 

La idea de mis sesiones, es darte todas las herramientas para que consigas la vida amorosa que deseas.

Un recorrido para curarte, fortalecerte y avanzar

En mis sesiones encontrarás conocimiento práctico que podrás aplicar en tu vida, desde el primer momento. Es una formación que te ayudará a tener cada día más autoestima, a manejar mejor tus emociones, a estar más preparada para enfrentarte a los retos que se te presenten y a estar más receptiva al amor.

 Qué pasa en las sesiones

Voy a necesitar que me cuentes hechos y me hables de situaciones, y personas. Que me cuentes cosas sobre ti. Y que abordaremos los temas en el orden adecuado para ti. Para que tengas éxito al afrontar las dificultades que te vas encontrando en las diferentes situaciones.

 

Y no te preocupes si no sabes, por dónde empezar, porque te ayudaré con preguntas, es decir, guiaré lo que me cuentes con preguntas, hasta obtener la información necesaria, porque hay información relevante y otra que no lo es tanto. Pero, tranquila, porque para eso estoy yo.

Una inversión en ti misma

Si tienes ganas de encontrar pareja y construir una relación sana, pero sientes que tienes bloqueos, dependencia emocional o atraes siempre al mismo tipo de persona, en mis sesiones te ayudaré a recuperar tu autoestima, sanar tus creencias limitantes, librarte del pasado y de las relaciones indeseables.

 

Si estás en plena ruptura y quieres hacer tu duelo correctamente, conmigo aprenderás a sanar las emociones desagradables, comprender lo que ha ocurrido y no construir muros que te impidan abrirte al amor en el futuro.

 

Si estás en una medio-relación y no eres capaz de marcar lo que tú quieres en el amor, en mis sesiones, te ayudaré a reunir todo tu amor propio para dejarlo de una vez por todas.

Si estás en una relación que no está pasando por un buen momento y no sabes cómo manejarlo, en mis sesiones, encontrarás cómo poner calma y claridad en tu cabeza y tomar las decisiones que necesites para ser feliz.

Si estás empezando de nuevo con las primeras citas y sientes que tienes muchas dudas al respecto y necesitas una guía, no te preocupes porque aprenderás cómo.

Hay muchas más situaciones, así que si necesitas más información, que no hayas visto aquí, coméntamelo y lo hablamos.

Merece la pena que focalices tu energía en lo más importante del mundo, que eres tú.

En todo caso, todo eso lo podrás comprobar en mis sesiones.

¿Cuánto tiempo vas a trabajar conmigo?

Te haré una estimación de la duración total, casi siempre, en la tercera sesión (a veces, antes). Siempre será una estimación, puesto que depende de cómo vayamos avanzando. Cada caso tiene su particularidad.

 

Entonces, el proceso, puede durar 4 sesiones, 12 sesiones o más. En cualquier caso, nunca serán más de 24. Por regla general, se empieza con 1 día a la semana y luego, iremos espaciando las sesiones a quincenales, en función de los avances.

 

Las sesiones serán por videollamada. 

 

Los bonos de 4 sesiones se pagan por adelantado, antes del inicio de la primera sesión de dicho bono. Cada sesión tiene una duración de 50 minutos. El bono tiene un coste de 320 euros.

 

Si te interesa pedir información debes rellenar el formulario que hay más abajo.

Después, leeré atentamente la información que hayas escrito y contactaré contigo.